1 feb. 2013

Grey y sus sombras

Soy un ávido lector desde que era un adolescente, si bien en los últimos años, desde que empecé a trabajar, disminuyó el ritmo de lectura. No soy demasiado exigente, sólo busco algo que me entretenga y que me haga volar con la mente durante el tiempo que estoy leyendo. He pasado de los Best Sellers típicos a biografías de políticos, de Saramago a Follet, de Dan Brown a Churchil...Afortunadamente hace unos meses hice una compra de las que más satisfecho estoy, un Kindle. Desde entonces me resulta más sencillo leer en los ratos libres, ya que me lo llevo a todas partes. En principio no era muy partidario de estos aparatos, puesto que los libros en papel siguen teniendo mucho encanto para mi, pero finalmente no puedo hacer otra cosa que no sea hablar maravillas de mi ebook.

Una vez hecha la introducción, vamos al tema en cuestión... Al igual que hace un par de años con Stieg Larsson, este verano ha existido un boom tremendo con las "Sombras de Grey" y después de tanto "hype", irremediablemente caí en sus garras.

No tenía ningún prejuicio sobre la obra y nadie de mis conocidos la había leído, así que llegué bastante "virgen" al texto, sin ningún conocimiento más allá  de la sinopsis pública. Ahora mismo resulta difícil encontrar a alguien, sobre todo del género femenino, que no haya leído las maravillas de Christian Grey y lo cierto es que me resulta sorprendente.

Reconozco que llego a esta entrada sin haberlo acabado. Me leí los dos primeros del tirón, pero entre el segundo y el tercero me leí dos o tres libros distintos... estaba un poco cansado de siempre lo mismo. Ahora mismo voy por la mitad del tercero y lo cierto es que estoy deseando llegar al final, no por la intriga que me supone el mismo, sino porque quiero quitármelo de encima.

Es plano, en dónde se repiten una y otra vez las narraciones sobre encuentros sexuales, que sinceramente ya no aportan mucho a la historia. Llega un momento en que aburre tanto sexo y sin embargo, a las chicas les encanta. "Unos llevan la fama...."

El caso es que, y por eso llega esto a mi ventana, no entiendo la adoración del mundo femenino por este personaje. Me resulta chocante. Entiendo que se lo imaginen tal y como es descrito en las novelas, como un joven treméndamente guapo, rico, exitoso, etc, etc, la perfección a simple vista.

Sin embargo, este personaje que a simple vista tiene que resultar extraordinario, es un machista asfixiante, dominante, celoso, controlador y un poco psicópata. No entro a valorar sus juegos sexuales, puesto que cada uno en su cama es dueño de lo que hace, sea masoquista, pasivo, guerrero, pasional o todo lo contrario a lo anterior. Todos somos libres para marcar nuestros límites, esa no es la cuestión. Para mi lo extraño del asunto, es que haya tantos comentarios acerca de lo maravilloso que resulta este chico "adorable y romántico"... Acaso a una chica de hoy en día, le gustaría que su pareja la controlase así?, que tuviese que autorizar lo que hace o deja de hacer?, que prohibiese ropa de su vestuario?, etc, etc... yo no querría a un personaje así para mi hija, mi hermana o mi amiga... por muy rico, romántico y atento que pudiese ser el resto del tiempo.

Supongo que mi punto de vista será criticado y que creará polémica, pero sinceramente creo que una personalidad como la del protagonista, no es digna de elogio, no me parece normal que cree tantas pasiones, no lo entiendo....

Lo triste del asunto, es que haya gente que llegue al mundo de la lectura, a través de este tipo de sagas, cuando existen muchos otros libros que tienen mucho más contenido y por no tener una expectación tan grande detrás, pasan de largo para casi todos. Parece que nadie puede resistirse a leer las cosas "de moda", para después dejar el mundo de la lectura otra vez en el olvido.

Hay cosas que a veces me cuesta entender...

4 comentarios:

Cintia Alves dijo...

Una reflexión interesante...
Te diría, lsa mujeres somos así, nos atrae una cosa y queremos otra. O simplemente no sabemos lo que queremos...
Estos libros triunfan tanto porque les hace creer a las mujeres que ese tipo de hombre ideal existe, y se sienten bien por ello. Puedes tomartelo en serio y llevartelo a la vida real, o puedes disfrutarlo en la ficción y que se quede ahi.
Por lo pronto, y ya que es de facil lectura, yo lo uso para aprender alemán. Así que me va a durar! jaja Un saludo!

Regalp dijo...

Cin, el caso es que desde mi punto de vista, ese no es el hombre ideal. Quizás estéticamente sí, pero ese no es el tema en cuestión.

Por lo demás, está claro que es ficción, aunque en muchas ocasiones he visto a este chico, al chico posesivo, celoso, dominante, que anula a su pareja, enmascarado en lo mucho que la quiere...

Esperemos que esas cosas se queden cada vez más en la ficción.

Leer libros en otro idioma siempre ayuda mucho para conseguir vocabulario a un ritmo importante. Ánimo.

bicos

Anónimo dijo...

Por fin me enteré de que va el dichoso libro, gracias a ti. Oí hablar de él por compañeras de trabajo.Comentarios en los que solo aludían a un tio buenorro y un máquina en la cama. No creo que lo lea, de tanto hablar de él., me aburre. Me parece que todo se reduce al sexo y a un tío bueno. No me aporta nada, pero respeto a los que lo lean, al fin y al cabo de eso se trata, de que entretenga...

Salu2

Regalp dijo...

Me parece difícil escapar a la temática de este libro hoy en día, el facebook está plagado de comentarios y en la prensa también se hacen eco. Pasó algo similar con El código Da Vinci y con Stieg Larsson, que lo raro es mantenerse al margen.
Yo creo que el tema podría dar para mucho más que la historia plana que nos cuentan, me parece (ahora que estoy a puntito de acabarla), que me hubiese aportado más leer cualquier artículo de una revista de sexo, que la cantidad de tonterías y tópicos de estos libros.