29 ago. 2009

Feliz cumpleaños


Tal y como te prometí, en este día tan especial, te dedico estas palabras.

A ti, por ser tú, por ser especial, por escucharme cuando lo necesito, por ser objetiva, por ser cercana, por ser comprensiva, por ser fiel, por ser crítica, por ser divertida, por ser, al fin y al cabo, una parte de mi mundo.

Es dificil que a lo largo de la vida vayan surgiendo personas en el camino que lleguen a formar una parte importante de tu universo, ya que eso se consigue a base de experiencias, con el tiempo, pasando por muchas situaciones y vivencias juntos, por eso es un handicap con respecto a la gente que traes desde tu niñez o adolescencia.

Sin embargo, afortunadamente, la vida a veces nos coloca en el camino nuevas personas, que se cuelan poco a poco en tu caminar, que poco a poco te van acompañando y cuando te das cuenta, forman parte de tu día a día.

A lo mejor es en el gimnasio, a lo mejor alguien que pasea el perro cuando tú lo haces, un nuevo vecino o un compañero de trabajo, el caso es que sin darte cuenta, tu círculo se amplía. Te das cuenta de que hay alguien más que te importa, que te importa tanto como para querer saber más de el o ella, para querer compartir cosas con esa persona, para hacerle o hacerla partícipe de tus inquietudes, de tus ilusiones, de tus preocupaciones, de los momentos buenos y de los menos buenos que te van pasando y, aunque a veces esto es temporal como las tormentas de verano, en otras ocasiones el anticiclón llega para quedarse.

Por eso estoy contento de haberte conocido, por eso hoy estoy dedicando estos minutos a escribir este post, porque tu eres un anticiclón que llegó a mi vida hace un tiempo y me has aportado muchos días de sol, y aunque llegaron días de tormenta acercaste tu paraguas y me cubriste, corriendo el riesgo de mojarte tú también. Por todo ello tengo que darte las gracias, por haberte cruzado en mi vida y darme tan buenos momentos.

Eres especial, muy especial. La gente que te rodea es afortunada y lo sabe. Yo me alegro enormemente de haberlo descubierto, ahora solo te falta a ti.

Suele pasar que las personas que son especiales, que dan mucho sin recibir nunca a cambio en la misma cantidad, que son muy importantes para otras, para quien menos importantes se sienten es para si mismas, por eso en esta entrada quiero recordártelo, para que no lo dudes. Tienes una persona a tu lado que te adora (sólo hay que verlo en sus ojos), tienes una familia para la cual eres una referencia, tienes unos amigos que giran la cabeza para mirarte mientras hablas, porque saben que todo lo que dices es importante, tienes a unos compañeros de trabajo que te añoran, porque dejaste un vacío muy grande y tienes a un servidor, completamente entregado a tu causa. Y todo ello lo tienes por ser como eres, clara, directa, sin dobleces, sin lados oscuros, tan solo tú, tal cual, que parece algo muy sencillo pero no lo es.... gracias por ser así.

Me gustaría verte más, poder dedicar horas a charlas interminables arreglando el mundo, con risas, cabreos, emociones, como cada vez que las hemos tenido, espero que pronto haya muchas más. Mientras tanto, en la distancia, desde mi ventana te envío un abrazo lleno de afecto, de cariño, de amistad, en esta fecha tan especial.

Gracias niña, gracias por tan buenos momentos. Lo que más deseo es que vayas relizando todos los sueños que te quedan por cumplir y que yo esté cerca para disfrutarlos.

4 ago. 2009

Amigos

Qué grande es la amistad, qué buenos momentos nos aporta, qué sensaciones nos produce...

Este fin de semana pasado se casó mi mejor y más grande amigo, mi hermano, la única persona que me ha acompañado en mi vida desde que éramos unos niños. Este evento reunió a muchas de las personas que han pasado por nuestras vidas, unos más cercanos y otros no tanto, pero la mayoría de ellos hemos vivido muchas cosas juntos.

Hoy en día, seguimos caminos distintos, pero el otro día los cruzamos una vez más, para unirnos en torno a esta gran persona. Y fue emotivo, fue bonito, fue sincero y nos acercó un poquito más, aunque sólo haya sido por esta vez.

Gracias Miguel, gracias por esos momentos, gracias por esas sensaciones, gracias por tocarnos la fibra unos instantes y provocar las miradas que provocaste entre nosotros. Gracias.

El homenaje que nos brindaron los novios fue de una sensibilidad brutal, cuando con las luces apagadas, todos miramos a la pantalla y de ella brotaron esas imagenes del pasado, imagenes que llevan muchas historias aparejadas, recuerdos de toda una vida, de toda una historia. De personas que ya no están a nuestro lado, de personas que ahora están lejos, de momentos en los que teníamos tantos y tantos sueños por cumplir, cada una de ellas nos encogió un poquito el corazón y provocó tantas y tantas lágrimas entre los que allí estábamos disfrutando de vuestra compañía. No pude evitar llorar de la manera en que lo hice, de manera desconsolada, totalmente roto.

Qué mágico fue el momento en el que se encendieron las luces y nos miramos a la cara, todos con los ojos brillantes por unas lágrimas de agradecimiento, de emoción, de nostalgia, puras, tremendamente puras. Gracias una vez más por esos momentos, nos hicistéis especiales en vuestro día más especial.

Lo del pasado sábado fue una cura de emociones, un renacer de sentimientos y un canto a nuestras vidas, mucho más necesarios de lo que cada uno de nosotros podíamos imaginar, y todo gracias a vosotros, gracias de nuevo.

Os deseo la misma felicidad que por un instante provocásteis en nosotros en esta tarde de agosto.