10 mar. 2009

ONCE


"Los presupuestos millonarios no hacen el cine.

Los efectos especiales no hacen el cine.

Los guiones brillantes no hacen el cine.

Los montajes perfectos no hacen el cine.

La fotografía exquisita no hace el cine.

El cine, el buen cine, tiene que llegar al corazón, tiene que cambiarte después de verlo, tiene que aportarte algo en tu formación como persona (como todo lo que sea arte: literatura, pintura...)"

El domingo por la noche, jornada de descanso en espera de comenzar la semana, decidí ver una película que me habían recomendado y vaya!, menudo descubrimiento. Acabé rendido a su belleza, a su sensibilidad, a su forma de introducirte en la piel de los personajes, a su simplicidad tan absoluta pero tan dificil de lograr. Acabé enamorado de sus personajes, de su historia, de sus canciones, todo un regalo para los sentidos.

Sin duda recomiendo que en esos momentos cotidianos en que nuestra vida parece pasar, sin que pase nada, nos sentemos y disfrutemos de esta hora y media frente a la tele. Será una de las mejores inversiones que podamos hacer en nosotros mismos. Yo me sentí diferente cuando acabé de verla, me tocó una fibra dentro que provocó en mi un torrente de sensaciones. Sólo puedo decir gracias, gracias a quien creo tan conmovedora historia.

"Once" es un musical, pero no un musical al uso, sino una historia en dónde las canciones, con su fuerza, con su manera de formar parte de la historia, con esa forma de transmitir emociones, son un elemento imprescindible. Es increíble como te atrapan, no sólo por su belleza, sino por su mensaje y por como están plasmadas. La escena dónde Markéta Irglová camina a su casa, desde la tienda, mientras canta "I want you", es simplemente sublime.

Hay tantos y tantos matices en cada fotograma que hacen de esta obra, algo delicioso. Un musical, sí, pero al fin y al cabo una historia de amor, no del amor de película que tantas veces nos ofrecen, sino del verdadero, del que te atrapa sin darte cuenta, del que llega sin avisar, del que nos puede pasar a todos, con sus facilidades y sus complicaciones, del que te hace flotar cuando lo vives pero te desgarra el alma cuando te lo arrebatan.

Os la recomiendo, sin duda, merece tanto la pena, que mientras escribo sobre ella, estoy deseando volver a verla.

5 mar. 2009

Abriendo mi ventana

Esta es la primera entrada, abro la ventana y deben empezar a salir letras, palabras, frases, pensamientos, reflexiones... espero ser constante y dar sentido al nombre del blog. A todos aquellos que por aquí pasen, bienvenidos, no busco gustar, simplemente plasmar las cosas que pasan por mi cabeza, con mayor o menor frecuencia.